Responsive image 26-05-2022
Responsive image 988 388 100
Responsive image 09:00-14:00
Responsive image Praza Maior, 32005 Ourense

El Concello de Ourense inicia la campaña de plantación de 1.000 árboles en la ciudad, tanto en el espacio urbano como en el rural

12 de Enero de 2022 - 13:56

Asegurar la permanencia del patrimonio arbóreo de Ourense es el objetivo principal de la campaña


Imagen de noticia

El Ayuntamiento de Ourense, a través de la Concejalía de Medio Ambiente, inicia el desarrollo del plan de plantación de nuevo arbolado en la ciudad.

El plan de plantación de árboles de la Concejalía de Medio Ambiente sumará 1.000 árboles en el conjunto de parques, calles y zonas del rural de la ciudad de Ourense en el período 2022 a 2023.

El plan tiene un objetivo: “que todos los  alcorques de la ciudad cuenten con un árbol, para que los ciudadanos de Ourense puedan disfrutar de la biodiversidad de las especies arbóreas y de sus ventajas medioambientales”, afirma Jorge Pumar, concejal de Medio Ambiente. Pumar destaca que la campaña de plantación abarcará tanto actuaciones en calles de la ciudad como en espacios verdes del conjunto de Ourense.

Los trabajos del año 2022 abarcarán la plantación de 650 árboles, de los cuales 248 se dedicarán a la reposición de marras en  alcorques de las calles de la ciudad, y el resto de árboles serán implantados en parques, zonas verdes o en zonas de espacio rural que necesiten actuaciones de biodiversidad. Una cifra que podría crecer tras la revisión y validación por parte del personal técnico municipal. El número de los árboles que se van a reponer se determina en función de las especies o plantaciones  fallidas que no salieron adelante de años anteriores o por ejemplares que debieron ser retirados por mortalidad o presencia de daños graves para su pervivencia.

Hasta nueve especies fueron elegidas en este plan para su implantación en la ciudad. Los trabajos de jardinería incluirán la plantación de castaños, robles, o cerezos de Japón, así como ejemplares de laureles, árboles del amor,  de ciruelos de Pissard, o rojao. Otras especies elegidas son encinas,  peral en  fror, que complementan una oferta de especies elegidas por sus virtudes florales y de biodiversidad.

Asegurar la permanencia del patrimonio arbóreo de la ciudad. Este es el objetivo principal de la campaña de plantación que la Concejalía de Medio Ambiente inicia en el conjunto de la ciudad, que tiene como fin renovar el arbolado sustituyendo los ejemplares muertos o deficientes por árboles juveniles, apostando siempre por  marras de calidad de diferentes especies que favorezcan la biodiversidad de la ciudad.

La localización de la plantación de cada especie es determinada por los técnicos municipales valorando la disponibilidad de espacio respecto al tamaño que puede alcanzar el árbol en su edad adulta, y teniendo en cuenta posibles peculiaridades de la calle o espacio verde que acoge el nuevo ejemplar, como puede ser cercanía de edificios, o del entorno urbano próximo, como bancos, semáforos, luminarias, o paradas de autobús entre otras infraestructuras que se deben tener en cuenta.

Además, los técnicos estudian las características de cada localización de ejemplares, teniendo en cuenta para la plantación de cada especie características de intensidad de vientos, o horas de sol o de sombra de las distintas zonas urbanas de la ciudad para asegurar el futuro de las plantaciones.

Para garantizar el éxito de los árboles plantados, los trabajos aplicarán técnicas que aseguren la calidad y viabilidad futura de las especies. Por ejemplo, los  alcorques serán acondicionados previamente mediante la adecuada limpieza de restos vegetales y residuos para una posterior implantación de la especie adecuada retirando la tierra necesaria para su localización e instalación, con el oportuno sustrato orgánico y el entutorado si fuese necesario, sumado un posterior trabajo de consolidación.

La Concejalía de Medio Ambiente recuerda que los árboles juegan un papel determinante en la lucha contra el cambio climático y la reducción de la contaminación en nuestra ciudad. Un solo árbol adulto puede absorber hasta 150 Kg. de gases contaminantes en un solo año. Además de ser un regulador de temperatura que puede reducir en los meses de verano entre 2 a 8 grados según la especie y localización.

Para Jorge Pumar los árboles juegan un papel clave en la biodiversidad de la ciudad, y recuerda que la ciencia muestra que vivir cerca de espacios verdes urbanos arbolados mejora la salud física y mental, lo que contribuye al bienestar de las comunidades urbanas. Pumar adelanta que desde su concejalía trabaja en nuevos proyectos para mejorar la  sostenibilidad de la ciudad y la salud de todos.