El Ayuntamiento se volcará un año más en la campaña de recogida de alimentos, en la que quiere implicar también a la iniciativa privada

23 de Noviembre de 2021 - 12:35

El concejal de Seguridad, Telmo Ucha informó en junta de área de que el Ayuntamiento alojó en el Hogar del Transeúnte a tres personas sin techo que dormían en las calles Progreso y  Saénz Díez


Imagen de noticia

El Ayuntamiento de Ourense  se volcará un año más en la campaña solidaria de recogida de alimentos que desarrolla por Navidad la agrupación de Protección Civil, con la colaboración del Banco de Alimentos y diferentes entidades de la ciudad. Así lo avanzó esta mañana en junta de área el concejal de Seguridad Ciudadana, Telmo  Ucha, quien explicó que desde su concejalía estrecharán la colaboración con las de Política Social y Deportes para impulsar esta iniciativa, que tiene como finalidad recoger alimentos no perecederos y juguetes para hacérselos llegar a las personas que más lo precisan, habilitando numerosos puntos de recogida en la ciudad.  

Ucha adelantó que pretende este año aumentar la implicación de la iniciativa privada y contactará con una empresa del sector de la alimentación para que  respalde la propuesta realizando sus propias  aportaciones a la campaña. También valora organizar actividades para dar más visibilidad e impacto a la campaña solidaria.

El concejal dio cuenta también de las intervenciones realizadas en el día de ayer por la Policía Local, en colaboración con la de Política Social, en las que personas sin techo fueron alojadas en el Hogar del Transeúnte. En el primer caso, en la calle del Progreso, se recibieron en la Policía Local llamadas de vecinos y empresas advirtiendo de la presencia de personas sin techo que pernoctaban en la calle en condiciones precarias. En el segundo, las llamadas procedían de madres y padres cuyos hijos acuden a diario al colegio que se encuentra en sus cercanías
Son casos “muy delicados”, explicó el concejal, quien contactó con la concejala de Política Social, Eugenia Díaz, para coordinar la intervención.  En los dos casos, se les ofreció a las personas afectadas la posibilidad de alojarse en el albergue municipal, donde podrían  pernoctar en mejores condiciones que en la calle. Aunque inicialmente fueron reticentes, finalmente accedieron y pasaron la noche en el Hogar del Transeúnte, donde permanecerán hasta que resuelvan sus respectivas problemáticas. 
En la calle del Progreso se trataba de dos personas, madre y hijo, de los que la primera expresó su deseo de regresar a su domicilio, en Lugo. Tras comprobarse que tenían muchas maletas y enseres, la Policía Local procedió a precintarlos, para evitar robos, y serán llevados a un lugar idóneo, donde puedan conservarse a disposición de sus propietarios
En el caso de la persona sin techo de Sáenz Díez, también en este caso, se le invitó a alojarse en el Hogar del Transeúnte, donde  pernoctó y continuará mientras lo precise. También se recogieron sus mantas y  enseres.