Praza Maior 1        988 388 100

Atopar
Buscador Concello de Ourense

Goberno

Exposición de motivos

Desde hace ya varios años, cada primer domingo de mes se instala en la Plaza Mayor de nuestra ciudad, y en calles adyacentes a la misma, un mercadillo de antigüedades y artesanía que atrae a miles de personas. Son muchos los puestos que desde primera hora de la mañana se instalan en la zona, rematando habitualmente su actividad a primeras horas de la tarde, aunque su duración y desarrollo suele estar fuertemente influenciado por la climatología como es lógico.

Pero Democracia Ourensana ha tenido conocimiento de que dicha actividad no está siendo controlada de ninguna forma por el Concello de Ourense. Ni acotando el espacio público en que debe desarrollarse, ni vigilando su horario, ni dando ningún permiso de ocupación, ni organizando el espacio en función del tipo de mercancía a vender, ni en función de ningún otro parámetro, ni preveyendo responsabilidades ante posibles eventualidades, etc.

Desde su nacimiento esta actividad ha ido creciendo de forma espontánea. Comenzó con un par de vendedores que montaron su puesto un día, y con el paso del tiempo fue aumentando su número, hasta llegarse a lo que es hoy. Este mercadillo ocupa, como ya se adelantó, cientos de metros cuadrados de la Plaza Mayor y tramos más o menos largos de algunas calles próximas, como Doctor Marañón , Avenida de Pontevedra, Lamas Carvajal y otras. Todo ello saltándose la "Ordenanza de Venda Ambulante do Concello de Ourense", que en su Título I, apartado "b", incluye en las modalidades de venta ambulante "o mercado de antigüedades que se celebrará os domingos na Praza Maior" y en el Título III en su capítulo I aclara los requisitos para el ejercicio de la venta ambulante, cuyo cumplimiento, como decíamos, no se está controlando en estos momentos. En Democracia Ourensana no entendemos esa falta de control sobre dicho mercadillo, que entendemos ya como tradicional y por cuya continuidad abogamos. Por ello demandamos que, a la mayor brevedad posible, se tomen las medidas oportunas para controlar su actividad, y se hagan cumplir las ordenanzas establecidas al respecto.

Ese control es necesario por las obvias razones por las que debe controlarse cualquier actividad en espacio público. Una razón, muy específica y a título de ejemplo, es la de evitar la posible conflictividad entre vendedores derivada de esa falta de control. Conflictividad de la que, nos consta, empiezan a darse algunos síntomas, y que, de aumentar, haría enrarecer las relaciones de los vendedores entre sí o incluso con los clientes, derivando en una degradación del mercadillo.

En un orden de cosas más amplio, entendemos que se impone una revisión de las tasas por aprovechamiento del espacio público municipal en general, así como la redacción de nuevas ordenanzas que regulan la venta ambulante en espacio público. Todo ello por diferentes motivos entre los que destacamos la necesidad de tener en cuenta que:

No debe suponer competencia desleal con negocios convencionales que puedan existir en su entorno y que comercialicen el mismo tipo de productos o servicios. Esa competencia desleal puede sobrevenir por causas tales como:

a) Diferencias en el precio a pagar por el suelo tanto en concepto de alquileres como de impuestos o tasas relacionadas, etc.

b) Diferencias en las exigencias legales para el desarrollo de la actividad en aspectos como sanidad, seguridad, tributación, etc.

No debe perjudicar la actividad de los negocios próximos, aún cando no supongan competencia directa, afectando a aspectos tales como:

a) Visibilidad de escaparates, letreros , etc.

b) Creación de ambientes que, por su naturaleza, resulten perjudiciales para el ejercicio de la actividad comercial próxima, o incompatibles con ella.

- No debe afectar a la visibilidad y mucho menos a la accesibilidad a los recursos públicos, culturales, turísticos, etc, tales como parques, museos, zonas verdes, estatuas, etc.

- Debe tener un carácter estrictamente excepcional y coyuntural, y por tanto de duración muy limitada en el tiempo, y asociada a eventos también excepcionales y coyunturales: fiestas, eventos deportivos, etc.

- No debe permitirse actividad ambulante estructural o prolongada en el tiempo. Las nuevas ordenanzas deberían establecer claramente una duración máxima que en el más extremo de los casos debería ser de pocos días.

- Deben establecerse nuevos precios para las tasas por ocupación de espacio público que regulan esa actividad económica. El precio del suelo público con esa finalidad debe ser similar al que el mercado inmobiliario establece en la zona para el suelo comercial, al ser destinado también a un uso comercial.

Entendemos que esa revisión de tasas y ordenanzas es especialmente urgente para los casos en que dicha venta tenga lugar en estructuras físicas voluminosas tales como remolques, atracciones de feria, caravanas, vehículos acondicionados, etc. Con frecuencia su funcionalidad se asemeja a la de construcciones inmuebles y el impacto en los aspectos referidos es muy grande, especialmente si su presencia se prolonga en el tiempo.

Por todo ello, presentamos al pleno la siguiente

PROPUESTA

1. Pedir al Alcalde que se hagan cumplir las ordenanzas , y demás normas relacionadas, establecidas para regular el mercadillo de antigüedades y artesanía que cada primer domingo de mes se celebra en la Plaza Mayor de Ourense y sus alrededores.

2. Pedir al Alcalde que se revisen las actuales tasas de ocupación por aprovechamiento especial o utilización privativa de espacio público municipal, adaptándolas a los precios actuales del mercado del suelo destinado a explotación comercial.

3. Pedir al Alcalde que se aborde la redacción de nuevas ordenanzas que regulen la ocupación de espacio público para venta ambulante y que tengan en cuenta los aspectos detallados en la exposición de motivos de esta moción.

 

O Pleno do Concello, por unanimidade dos presentes, adoptou o seguinte ACORDO: Aprobar o punto un da moción.

O Pleno do Concello por vinte e catro votos a favor dos grupos municipais do Partido Popular, PSdeG-PSOE e Democracia Ourense, e 3 votos en contra do Grupo Municipal de Ourense en Común, adoptou o seguinte ACORDO: Aprobar o punto dous da moción.

O Pleno do Concello, por unanimidade dos presentes, adoptou o seguinte ACORDO: Aprobar o punto tres da moción

31-01-2017: Acordo plenario remitido a Dª. Belén Iglesias Cortés. Recibido aviso de recepción 6/02/2017.

 

 Documentos: